UN FUTURO ENTRE TODOS

Con estas razones perdía el pobre caballero el juicio, y desvelábase por entenderlas y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mesmo Aristóteles, si resucitara para sólo ello.

GERMINAR siembra calidad de vida en las comunidades rurales y de bajos recursos de Colombia; siembra el aprendizaje sobre la producción de alimentos y cómo cocinarlos para que las familias y sus niños puedan alimentarse de manera balanceada; siembra la oportunidad de cosechar en el futuro cercano comunidades sostenibles ambiental, social y económicamente.

VER VIDEO

¿CÓMO TRABAJAMOS?

GERMINAR SIEMBRA BUENOS HÁBITOS:ES UNA FORMA DE MEJORAR EL MUNDO

GERMINAR siembra buenos hábitos: es una forma de mejorar el mundo y construir una mejor sociedad donde la sostenibilidad sea para todos.

Nutresa, soportada en su Fundación, trabaja hombro a hombro con diferentes comunidades del país desde el año 2010 a través de esta iniciativa, facilitando su autodesarrollo; en el proceso se respetan las creencias, culturas, tradiciones y condiciones de las diferentes comunidades y cada paso se da en sintonía con las opiniones de sus integrantes, nada es impuesto.


A través de la estrategia de huertas rurales, la Fundación Nutresa provee herramientas, semillas, capacitaciones, espacios para compartir experiencias y asistencia técnica que le permita a los agricultores acceder al cultivo de productos alternativos destinados al consumo en sus propios hogares o al trueque dentro de sus comunidades.

Esta estrategia pretende no solo llegar a las comunidades donde GERMINAR desarrolla su labor, también quiere convertir el modelo de producción campesina de alimentos en una fuente sostenible para todas las comunidades.

MÁS QUE SEMILLAS Y HERRAMIENTAS

Cumplir la meta que sueña GERMINAR y cada comunidad de ser sostenible es posible; y para lograrlo también es importante tener en cuenta el crecimiento económico para cubrir las necesidades de su gente: educación, construcción de infraestructura, acceso a tierras, salud y servicios básicos, etc. Por esta razón, GERMINAR siembra y promueve el desarrollo empresarial de las comunidades donde opera.

A través de la entrega de semillas, capacitación agrícola y supervisión técnica por parte de GERMINAR, las comunidades se han convertido en productores y proveedores de materias primas como cacao, marañón, ajonjolí, mora y café. Así, las comunidades se empoderan a través de la siembra, controlan su producción y alcanzan su seguridad alimentaria.

GERMINAR SIEMBRA PARA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO, SOCIAL Y AMBIENTAL DE DIFERENTES REGIONES DEL PAÍS.

CAPACITACIONES PARA FLORECER Y CRECER

GERMINAR también trabaja dentro de sus proyectos diferentes iniciativas y capacitaciones que responden a las necesidades de cada comunidad para mejorar cada vez más su calidad de vida. Los temas se construyen alrededor de la alimentación y el cuidado del ser humano:

GERMINAR EN EL CHOCÓ

A través de la siembra y producción de cacao en las comunidades de Río Sucio, Carmen del Darién, Acandí y Unguía, GERMINAR impulsa el fortalecimiento de las Asociaciones Productoras de Cacao para el desarrollo de sus empresas rurales y sus cultivos.

1 ANTECEDENTES DEL PROYECTO

Los pueblos del norte del Chocó están llenos de tierras fértiles aptas para diferentes cultivos, y fue el cacao el producto elegido por once asociaciones para desarrollar su economía. Es decir, casi 700 hombres y mujeres campesinos que dedican su vida a la siembra y recolección de mazorcas de cacao.   Desde hace cinco años Nutresa, a través de su Fundación, acompaña el crecimiento económico, social y ambiental de la región a través de GERMINAR. Un tiempo dedicado a mejorar la buena alimentación y los hábitos saludables de la región. 

2 TRABAJO EN EQUIPO

Las comunidades sueñan, diseñan y construyen sus huertas con GERMINAR. Y para hacer posible su construcción, Nutresa y su Fundación brindan herramientas técnicas y formativas, tales como: entrega de semillas, herramientas para los procesos de preparación del terreno, siembra, cosecha y poscosecha.   La Fundación Nutresa promueve el fortalecimiento empresarial, lo que le ha permitido a los agricultores implementar lo aprendido en acciones como el trueque de productos con comunidades vecinas para la generación de ingresos adicionales.   
Finalmente, de la mano con un profesional en nutrición, se ha implementado un plan de alimentación rural adaptado a las necesidades de estas comunidades. Así, GERMINAR siembra la base para una estrategia de nutrición balanceada, saludable y sostenible y las comunidades la mantienen en el tiempo.  

GERMINAR EN MONTES DE MARÍA

En las hermosas tierras de Sincelejito, Bellavista, Las Marías, Palmitos, Guarumo, Santa Lucía y Martín Alonso, GERMINAR inició la consolidación de la red de productores de ajonjolí.  

1 TRABAJO EN EQUIPO

GERMINAR en los Montes de María es sinónimo de gestión colaborativa de las comunidades para el cuidado de los cultivos. Productores de ajonjolí, cacao y marañón ubicados en los departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar, son dueños de sus propios alimentos. La Fundación Nutresa ha guiado un trabajo de empoderamiento colectivo, el cual ha generado dinámicas como el trueque de alimentos, la preparación de platos autóctonos, el cultivo de alimentos tradicionales y alimentos nuevos en la zona y la implementación de un sistema avícola para la obtención de huevos criollos. 

2 COSECHA DEL TRABAJO

Como resultado de más de 6 años de trabajo en el territorio, hoy Montes de María cuenta con comunidades campesinas empresarias y sostenibles. Sus integrantes disfrutan de una mejor calidad de vida a través de la alimentación balanceada, el acceso a la educación a través de becas universitaria, el acompañamiento técnico en los cultivos y el fortalecimiento organizacional y comercial.  

GERMINAR EN KANKAWARWA

En la Sierra Nevada de Santa Marta está el corazón del mundo, desde la cosmogonía arhuaca. Allí, GERMINAR trabaja la seguridad alimentaria en cacao y temas de educación con la comunidad indígena Kankawarwa y otras alrededor del río Fundación.  

ANTECEDENTES

La creación del pueblo de Kankawarwa nace como una iniciativa de los mamosarhuacos por la recuperación de su territorio y la preservación de sus tradiciones. Es un sitio donde están depositados todos los conocimientos relacionados con su cultura y de allí dependen las otras comunidades; “kanka” significa banco y “warwa”, pensamiento, “el banco de pensamientos”. Los líderes indígenas tuvieron la iniciativa de acercarse a Nutresa para armar el proyecto de producción agrícola como sustento económico. Así se unieron conocimientos arhuacos y de la cultura occidental en pro de una misión: mejorar la calidad de vida de sus comunidades; respetando en cada paso las costumbres y visiones de cada parte.  

TRABAJO EN EQUIPO

El proceso en Kankawarwa busca ser un espacio de escuela, es donde se implementan todas las estrategias de GERMINAR alrededor de la seguridad alimentaria en cacao y temas de educación.  

Desde el inicio, el cacao surgió como una opción con los líderes indígenas y el equipo de la Fundación Nutresa para generar ingresos y así convertirse en proveedores para Grupo Nutresa y otras instituciones. A través de estas ganancias, los arhuacos pueden tener tener acceso a otras tierras para mejorar la calidad de vida de sus comunidades, ofrecerles educación y acceso a nutriente para sus niños.  

GERMINAR busca impulsar la seguridad alimentaria de estas comunidades a través de la entrega de semillas y la siembra de productos para su propio consumo; así como en la capacitación de cómo desarrollar una adecuada producción para así resolver sus propias necesidades de vida y alimentación.   Los productos de las huertas son utilizados para la alimentación de los niños de la escuela y los integrantes de la comunidad. Y, adicionalmente, sirven también como método de enseñanza agrícola de la mano con sus profesores. Cada grado se encarga de un producto de la huerta, y aprenden sobre el mantenimiento y cuidado de las mismas. 

COSECHA DE NUEVAS IDEAS 

Junto con las comunidades, han surgido iniciativas paralelas para fortalecer su alimentación balanceada:  
La dieta tradicional de las comunidades arhuacas carecen de valor proteico, además de ser muy baja en el consumo de vegetales (el cual ha sido solventado con los productos de las huertas);  por esta razón se ha incentivado la cría de cerdos y el desarrollo de estanque para la cría de peces para su posterior consumo.  Adicionalmente, se tuvo la iniciativa de crear eras para las huertas con botellas plásticas, para evitar la necesidad de talar árboles y obtener la madera para su construcción. Por esta razón, los profesores crearon un concurso entre los grados de acumulación de botellas plásticas para su reciclaje en las huertas de la comunidad. 

HACIA DÓNDE CRECE EL PROYECTO

La creación de las huertas rurales con GERMINAR, tanto en Kankawarwa como en las demás comunidades, ha fomentado el trueque de alimentos. Así, las comunidades que están en la parte baja de la Sierra Nevada pueden consumir alimentos que solo pueden producir las comunidades ubicadas en la parte alta, y viceversa, complementando aún más el balance en la alimentación de cada una. 

Nutresa, su Fundación y Kankawarwa están en el proceso de capacitar a jóvenes de distintas comunidades en estudios universitarios y como líderes del proyecto de huertas y siembra, con el fin de continuar replicando el modelo de GERMINAR en las comunidades arhuacas más distantes.  

TIEMPOS DE SIEMBRA Y COSECHA

La historia de las comunidades en GERMINAR inició cuando sus líderes e integrantes se acercaron a Nutresa con el interés de mejorar su calidad de vida. Así, la Fundación se activó a través de la entrega de herramientas y capacitaciones para su autosostenibilidad, acorde a las necesidades de cada población.

La intervención de GERMINAR en cada comunidad tiene un tiempo de vida; un punto de inicio y otro de cierre. Es decir, se trabaja durante un tiempo determinado para sembrar herramientas, enseñar su manejo y salir cuando se ha cumplido el ciclo educativo de cómo mejorar su calidad de vida. De esa manera, cada comunidad cosechará con lo aprendido su sostenibilidad en seguridad alimentaria. La Fundación no se queda para siempre, pero sí sus conocimientos y su arduo trabajo.

X