RUTINAS EN ESCALERAS

Escaleras, las mejores aliadas para moverte

Subir y bajar escaleras es un ejercicio que te garantiza que glúteos y gemelos se tonifiquen. Deja de esquivarlas y aprovecha las que te encuentras en el camino para comenzar a moverte. ¡Vamos!

Calentamiento

Realiza un suave trote sin moverte del lugar durante 2 o 3 minutos.

 

Estira tus piernas. Primero estira una pierna, ubícala sobre un escalón y alcanza tu pie. Luego cambia de pierna. Cuenta hasta 10.

 

Inicia subiendo las escaleras lentamente, bájalas y súbelas de nuevo. Repite dos veces.

GIF_TROTANDO

¡Haz un twist!

Realiza medio giro con tus piernas mientras subes cada escalón. Imagina que estás bailando al ritmo de rock and roll y ¡haz un twist!

 

Repite dos veces.

GIF_SALTOS_LADO

¡Salta para activarte!

Rumbo a la oficina no está de más darte un poco de energía para comenzar la jornada laboral con la mejor actitud. En la primera escalera que encuentres reemplaza los pasos normales por saltos dobles. 

GIF_SALTOS
infografía_Escaleras (2)

RUTINAS EN HIDRANTES

USA LOS HIDRANTES DE LA CIUDAD PARA FORTALECER TU CUERPO

Con solo tres ejercicios los músculos de tu espalda, glúteos y piernas se fortalecerán, activarán y de paso, tu cuerpo te lo agradecerá. ¡3, 2, 1, YA!

 

Calentamiento

 

Realiza movimientos suaves abriendo y cerrando las piernas. Simula el movimiento de unas tijeras. Haz diez series.

 

Párate sobre una pierna, la otra dóblala cuidando que la rodilla siempre mire al piso. Sostén tu pierna sujetando el tobillo. Cuenta hasta 10 y cambia de pierna.

 

Inclínate hacia delante, levanta una pierna mientras te mantienes firme con la otra sin estirarla completamente. Mantén la posición contando hasta 10 y cambia.

Te recomendamos: Hidrante activo

RUTINAS CON BOLARDOS

ACTÍVATE Y LLÉNATE DE ENERGÍA RUMBO A CASA

Camino a casa, al trabajo o a cualquier sitio, seguro has visto por las calles de tu ciudad eternas filas de bolardos. Hoy te enseñamos a usarlos de una forma efectiva y dinámica para recargarte de energía. ¿Qué hacer? Sigue la rutina y en menos de 10 minutos, te sentirás llena de energía.

 

Calentamiento

 

Algunas personas consideran que el calentamiento no es necesario, sin embargo, profesionales recomiendan hacerlo pues ayuda a disminuir la fatiga y a ejecutar mejor cada movimiento. Adicional, la fase de calentamiento activa la circulación, eleva la temperatura corporal y prepara los músculos para evitar cualquier lesión. No tardarás más de 10 minutos.  ¡Comencemos!

 

Inicia con movimientos suaves, estirando las piernas desde los tobillos hacia arriba durante dos minutos.

 

Eleva los brazos a la altura de los hombros. Realiza movimientos circulares durante unos tres minutos.

 

Ejercita los hombros subiéndolos y bajándolos durante dos minutos.

 

Camina lentamente durante dos minutos y aumenta el ritmo para comenzar la rutina.

RUTINAS EN CEBRAS

SEMÁFORO EN ROJO Y COMIENZA TU RUTINA

Es tiempo de moverte y cambiar el aburrido recorrido de la oficina a  casa y viceversa. ¡Ejercítate mientras cruzas la calle!

CALENTAMIENTO

 

Mueve tu cuello lentamente como si estuvieras diciendo NO. Cuenta hasta 10.

 

Mueve tu cuello de arriba a abajo lentamente como si dijeras SÍ. Repite 10 veces.

 

Pon las manos en tu cadera y comienza a realizar movimientos circulares muy amplios. Cuenta hasta 20.

 

Toca la punta de tus pies durante 15 segundos.

Puede interesarte: Cebra saltarina

¡A saltar sin parar!

Llegó el momento de darle a tu cuerpo la energía que necesita para despojarse de la pereza. Salta tan alto como puedas mientras cruzas la calle. ¡Tu cuerpo sentirá cada movimiento!

GIF_CEBRA_SALTO

Una sentadilla al año, no hace daño

¿Sabías que las sentadillas mejoran la postura y fortalece los glúteos? Además ejercitas tus abdominales. Haz las que puedas mientras cruzas una de las calles rumbo a tu casa. 

GIF_CEBRA_SENTADILLAS
infografía_Saltar

Rutinas para patas y piernas

Disfruta el movimiento en la ciudad con tu mejor amigo

RUTINAS PARA PATAS Y PIERNAS

Moverte junto a tu mascota te hace bien

Sabemos que las mascotas se han convertido en un integrante más de la familia y aunque amarlos es importante para su bienestar, también es necesario que se ejerciten para encontrar un balance. Te invitamos a conocer nuestras prácticas rutinas para hacer de cada salida una nueva experiencia para los dos.

Patas y piernas de acero

Realiza 5 escaladas con tu mejor amigo. Para realizar correctamente este ejercicio, sube y baja lentamente. Ambos trabajarán los músculos .

Paseando entre bolardos

Primero encuentra una zona donde haya varios bolardos. Corre en zigzag con tu mascota a través de ellos. Realiza 10 repeticiones.

En sus marcas, listos, ¡fuera!

Encuentra un poste en Ciudad Gimnasio. Toma una distancia de 15 metros. Luego haz la postura de un corredor de atletismo. Pídele a tu mascota que se siente a tu lado, respira y corre lo más rápido que puedas hacia el poste. Tu mascota instintivamente correrá contigo. Realiza este ejercicio 8 veces.

Patas vs piernas

Encuentra unas escaleras, súbelas y bájalas a toda velocidad con tu mascota. Esto es un reto, suéltale la correa a tu mejor amigo y llámalo por su nombre mientras vas subiendo a toda velocidad. Realiza 5 repeticiones de esta rutina.

Salta la banca

Encuentra en Ciudad Gimnasio una banca, sáltala y motiva a tu amigo de 4 patas a hacer lo mismo. Haz alrededor de 10 repeticiones.

Túnel humano

Si pasas por un paradero, detente y realiza levantamientos de piernas. Indícale a tu mascota que pase por debajo de ti mientras estás levantado tus piernas.

ALGUNAS RECOMENDACIONES:

  • Lleva croquetas contigo para premiar a tu perro mientras le enseñas la rutina.
  • Premia a tu mascota cada vez que haga correctamente el ejercicio.
  • Mientras hacen ejercicio llama a tu mascota de manera enérgica.
  • Cuando hayas terminado una rutina felicita a tu mascota. ¡Dile que lo ha hecho muy bien!
  • Después de cada rutina, siéntense. Es hora de hidratarse.

Descarga aquí nuestro PDF con las rutinas para patas y piernas

RUTINAS PARA COMBATIR EL ESTRÉS LABORAL

LIBERA EL ESTRÉS LABORAL CON EJERCICIO

Luego de un día lleno de correos, reuniones y presión, nada mejor que liberar tu mente.

 

Si vas en bus, bájate unas cuadras antes, si vas en carro o en bici, estaciona tu medio de transporte y antes de entrar a casa, pon en práctica la siguiente rutina. ¡Sentirás el cambio!